En California ya han comenzado a cosechar la almendra de este año, y pronto seguirá la cosecha de pistachos y, el mes que viene, nueces. Los agricultores y comercializadores de California dicen que esperan cosechas mayores o de récord, lo que podría acarrear complicaciones debido a los efectos de la pandemia en los mercados mundiales, como la detención de los envíos y los precios.

Walt Stile, agricultor del condado de Glenn, señala: "Esperamos una cosecha histórica, cercana a 1,4 millones de toneladas". Este volumen supondría un aumento del 18% con respecto a la cosecha de 2019. Stile, que cultiva almendras y nueces en los condados de Butte y Glenn, dice que su cosecha de almendra empezó tarde por la aplicación de productos para gestionar la plaga del gusano de la naranja Navel.

Dice que los incendios declarados en todo el estado han afectado a los huertos indudablemente. Parece ser que: "Los incendios han provocado neblina y añadido humedad, lo que no va bien para secar las almendras".

información: publicada por FreshPlaza